Abundancia en tu negocio: el hotel sin huéspedes

abundancia ciencia del ser ley de atraccion the hrid
como obtener abundancia en tu negocio

Abundancia en tu negocio. Lo que no cabe no entra.

Cuántas veces he escuchado esta frase que dicen los ángeles. “Si la vibración de tu casa no está alineada con tus sueños, o cambias de casa o de sueños”. “Si no sabes dónde guardarás la abundancia, es más complejo que llegue”.

Es una revelación de la vida, que desde hace muchos años la observo en cada lugar que visito durante mis viajes.

ABUNDANCIA EN TU NEGOCIO

Recuerdo un Hotel en el que me hospedé en México durante unos cursos que impartí. Era muy bonito, colonial y nuevecito, todo olía a a recién pintado, como me gusta. La señora de recepción resultó ser la dueña y administradora. Era muy amable, una ancianita adorable con la que establecí una cálida conversación. Además era barato. Lo tenía todo.

Pero estaba… ¡vacío! Sólo me crucé con otro huésped, aquello era desolador. “Qué raro”, pensé. Cuando llegué al área que servían los desayunos lo entendí.

Tenían sólo dos meses pequeñas. Así cómo iba a llegar gente. Los que dirijían el hotel, en realidad… ¡no querían tener gente!

PERO SI YO NECESITO EL DINERO, CLARO QUE QUIERO CLIENTES…

Ay amigo mío, un asunto es lo que el cuerpo necesita y otro lo que el corazón desea. Cuántos buenos proyectos de negocios han fracaso porque sus dueños tienen miedo al éxito, no se sienten merecedores de la abundancia porque arrastran creencias limitantes sobre el dinero desde la infancia, o simplemente tienen dudas sobre si el negocio es lo que deberían hacer en su vida.

Todo son bloqueos de energía que impide su flujo correcto: el de la abundancia. Ya puedes poner veinte negocios diferentes que mientras no soluciones tus creencias y bloqueos estás frito. Van a fracasar. Así como aquel que está liberado el primer negocio que pone triunfa como un campeón. Y te quedas pensando, este a la primera y le ha salido bien…

ESPÍRITU, ALMA, MENTE Y CUERPO

Mientras tomemos decisiones basadas sólo en tu cuerpo no avanzaremos. Tu cuerpo necesita dinero para comer, pero tu alma necesita cariño para sentirse amada. Y tu espíritu ser valorado por lo que hace. Si no reconoces las otras partes de tu ser interno no encontraras la plenitud interna y, por ende, la externa.

PASARON UNOS MESES…

Regresé al hotel. Nada más entrar me sorprendió la cantidad de gente que había en el hall. Busqué a la anciana pero ya no estaba. Al preguntar por ella a la nueva chica se puso nervioso y dijo, ya no trabaja aquí.

Las sorpresas no acabaron. Al día siguiente fui por el desayuno y había un montón de meses puestas. Todas llenas de gente. Había algarabía y conversación.

El milagro, una vez más, había ocurrido…

¿Quieres más información sobre los temas tratados en este artículo? Visita la academia de Joan Guzmán donde encontrarás cursos, meditaciones, webinarios en vivo y mucho más...

Academia

Últimas Novedades 

Suscríbete gratis al boletin de Novedades de Joan Guzmán para no perderte noticias importantes.

Al dar click aceptas nuestra política de privacidad